ATENCIÓN TEMPRANA

¿CUÁNDO ES NECESARIA?

La psicología dirigida a la Atención temprana se centra en detectar las primeras señales de alteraciones psicológicas que puedan estar afectando el normal desarrollo del niño o niña.

 

Cuando se detectan desviaciones o retrasos en el curso del desarrollo infantil es conveniente intervenir cuanto antes para prevenir la aparición de otras patologías y/o evitar el aumento de la gravedad de las mismas.

 

El tratamiento en la Atención temprana se centra en detectar qué áreas psicológicas presentan dificultades y en crear un entorno favorable para que, a través de una correcta estimulación, hábitos e interacción, se puedan eliminar las alteraciones y así permitir que el niño pueda desarollarse adecuadamente según su condición psicológica.

 

Objetos de intervención en nuestro servicio de Atención temprana:

  • Retrasos en el desarrollo infantil (0-6 años): lenguaje, habilidades sociales y habilidades motrices.
  • Crianza (límites, alimentación, hábitos del sueño, control de esfínteres)
  • Problemas de comportamiento, agresividad y/o oposicionismo
  • Problemas de vinculación familiar con el niño o niña
  • Regulación emocional y motriz
  • Ansiedad y miedos infantiles
  • Dificultades de comunicación y relación
  • Estresores ambientales: separación familiar, llegada de un hermano, cambio de domicilio o del entorno, inicio de la escolarización, periodos de duelo (defunción de un familiar), etc.
  • Autismo
  • Discapacidad intelectual

¿CUÁLES SON SUS BENEFICIOS?

La Atención temprana se aplica al inicio de la problemática, en pleno proceso de adquisición de las distintas habilidades físicas y mentales, permitiendo que las otras áreas en desarrollo no se vean afectadas y que la disfunción principal no se agrave. La Atención temprana también ofrece una estimulación adecuada a las necesidades específicas del niño o niña para que pueda alcanzar las diferentes metas del desarrollo. Si se interviene en una fase temprana, los efectos del tratamiento son mas generalizables y perdurables en el tiempo.

 

El tratamiento en no sólo se centra en las dificultades del niño o niña, sino también en las necesidades y prioridades familiares. Se considera que el niño y sus cuidadores primarios forman un sistema familiar, que es siempre el objeto de intervención, y este debe funcionar para obtener unos resultados óptimos.

 

El tratamiento en Atención temprana incluye: psicoterapia con el niño o niña y con la familia, asesoramiento a padres u otros cuidadores, asesoramiento y/o trabajo conjunto con otros profesionales relacionados con el niño.

¿CUÁNDO VERÉ CAMBIOS?

La duración de la intervención en Atención temprana depende de la problemática, pero la atención temprana permite obtener beneficios con un menor número de sesiones comparado con edades posteriores. Para obtener más información sobre la duración, es necesario que nos contactéis para que podamos hacer una valoración detallada del caso y de la intervención que se va a aplicar.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar