Psicólogos Dependencia Emocional Barcelona

dependencia emocional capia psicologia

La dependencia emocional es un trastorno relacional (de las relaciones) caracterizado por la manifestación de comportamientos de “adicción” en una relación interpersonal. Se basa en la asimetría de rol (cada uno toma un rol diferente al otro) y una actitud dependiente en relación al sujeto del cual se depende. Normalmente la dependencia emocional se da en una relación sentimental o romántica, pero también puede ocurrir con amigos o familiares. Esta dependencia afectiva supone un comportamiento desadaptativo afectivo-dependiente.

Esta dependencia conlleva muchos peligros y hace disminuir nuestra autoestima. Cuando se necesita el cariño de fuera para estar bien, se acaban por dar por válidos todas las ideas, creencias y valores del otro, por encima de las propias. Este problema de dependencia provoca que olvidemos nuestras propias ideas, creencias y valores, adaptándonos y cediendo a los del otro, por miedo a perder a la persona y quedarnos solos de nuevo.

“En nuestro centro de Psicología CAPIA de Barcelona tenemos psicólogas expertas en dependencia emocional que te guiarán para que aprendas a manejar tus emociones. A través de técnicas prácticas, aprenderás herramientas y recursos para saber cómo acabar con la dependencia emocional y el miedo a la solitud.”

Síntomas de la dependencia emocional

¿Cómo identificar que tengo dependencia emocional?

Cuando me veo controlado por la necesidad de estar con una persona, estamos ante un caso de dependencia. Soy dependiente emocional cuando el miedo a la pérdida del otro, a la soledad y/o al abandono me vuelve vulnerable, me conlleva altos niveles de ansiedad y me lleva a invertir gran cantidad de tiempo y esfuerzo para estar con esa persona.

En la dependencia emocional, amar es el deseo de ser amado, sea como sea ese amor, lo cual lleva a la persona a ser víctima de su pasión, a experimentar un vacío interior, a la insatisfacción ante la incertidumbre, la intolerancia y el miedo a la soledad.

Este problema de dependencia siempre conlleva cierto nivel de sumisión al otro, pudiendo llegar a situaciones extremas de malos tratos físicos o psicológicos. La idealización, el miedo al rechazo y al abandono puede llevarnos a soportar humillaciones y otros tipos de malos tratos.

Causas de la dependencia emocional

Las principales causas se generan a lo largo de la infancia. Por un lado, a través de una educación sobreprotectora donde no se dió un lugar a la propia autonomia del niño/a. Padres que, temerosos de que sus hijos no se sientan bien o les pase algo malo, les protegen de tal forma que no les permiten desarrollar habilidades personales, y por lo tanto, no pueden formar un autoconcepto positivo de ellos mismos.

Por otro lado, niños que han tenido una historia marcada por carencias afectivas. La insatisfacción hacia el vínculo afectivo con las figuras de apego. Es probable que no hayan recibido el cariño y el apoyo emocional que necesitaban. Aprenden que para ser amados tienen que cumplir con las expectativas de los demás. El niño entonces busca la atención y el amor a través de esfuerzos por hacer las cosas tal y como se le piden. 

La dependencia emocional es un mecanismo de compensación a partir del cual buscamos que una persona nos quiera para poder sentirnos bien, puesto que nosotros mismos no lo hacemos. Es un mecanismo de compensación puesto que intentamos compensar los bajos niveles de autoestima con la necesidad de ser queridos por otras personas.

Consecuencias de la dependencia emocional

Aunque creas que lo peor que te puede pasar es perder a esa persona, son muchas las consecuencias que puede tener mantener comportamientos propios de la dependencia emocional:

  • Insatisfacción y frustración: La persona dependiente vive atormentada por la idea de perder a la otra persona, aún cuando tiene a su pareja al lado. Ello desencadena un estado constante de hipervigilancia y agobio.
  • Celos patológicos: El dependiente se entrega totalmente a la otra persona. Por ello, acaba esperando lo mismo de vuelta. A medida que la relación avanza, el dependiente acabará por ser muy demandante y agobiar al otro.
  • Pérdida de áreas de tu vida: La persona dependiente pasa a dedicar tanto tiempo a su pareja que olvida “regar” las demás áreas de su vida. Entre estas áreas están las amistades y los propios intereses o aficiones personales.
  • Rupturas de pareja repetidas: La persona dependiente puede sentir insatisfacción con su pareja, pero debido al miedo a perderla, acaba por asumir responsabilidades o dar su brazo a torcer, incluso cuando no debiera.
  • Alteraciones psicológicas: Las rupturas amorosas de la persona dependiente pueden ser tan dolorosas y traumáticas, que pueden ocasionar otros problemas como trastornos de la conducta alimentaria (TCA), y adicción a sustancias, entre otros.

Recuerda que todas estas consecuencias podrán ser tratadas por una persona profesional con experiencia en dependencia emocional y autoestima. Su tratamiento podrá ser presencial o online

Tratamiento dependencia emocional en Barcelona

Para el tratamiento de la dependencia emocional se requiere una evaluación de la personalidad y la historia vital de la persona. Nuestro equipo de psicólogos dependencia emocional en Barcelona se encargará de esta evaluación. El tratamiento se basa en el trabajo de la inteligencia emocional, el autoconcepto y la autoestima, incidiendo también en las habilidades sociales. El objetivo es encontrar el equilibrio afectivo en las relaciones interpersonales y el equilibrio afectivo propio. El trabajo en psicoterapia para acabar con la dependencia emocional se guiará en la construcción de la propia estima, el valor hacia uno mismo, tus puntos fuertes y cómo mejorar tus puntos débiles. 

Si buscas un psicólogo especialista en dependencia emocional, no dudes en solicitar información en nuestro centro de Psicología.

Bibliografía:

Reserva una sesión con uno de nuestros psicólogos

Contacto
Protección de datos *

También puedes llamarnos al 688 938 182

× Clica para concertar visita por WhatsApp
Ir arriba